¿Cómo afecta al cabello el uso del champú?

c-ca

¿Cómo afecta al cabello el uso del champú?

¿Sabes cómo actua en tu pelo realmente los cosméticos capilares?

Los dermatólogos Eduardo López Bran, jefe del servicio de dermatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y Sergio Vañó Galván, coordinador de la Unidad de Tricología y estudio de las alopecias del Hospital Ramón, revelan más datos sobre los efectos del champú en el cabello.

La grasa. El champú no alteran la regulación de la secreción de grasa sino que pueden mejorarla de forma transitoria. Por ello, cuando una persona tiene el pelo graso y “se aplica un champú anti-grasa, a las pocas horas de lavarlo, vuelve a secretar y se ensucia”, remarca el doctor Vañó.

La grasa se produce por las glándulas sebáceas que hay en el cuero cabelludo y su regulación es neuro-hormonal. Las glándulas reciben impulsos del sistema nervioso que estimula la producción hormonal y esto conlleva el aumento de la producción de grasa, precisan los doctores.

Hay otros factores que influyen en la secreción de grasa como puede ser el estrés o la utilización de productos irritantes sobre el cuero cabelludo que pueden influir en la aparición de la misma.

La alopecia. La caída del cabello tiene un diagnóstico y un tratamiento médico: La creencia en que el champú “no impide que se caiga menos el pelo, ni provoca la calvicie”, es errónea, aclara el doctor Vañó.

Cuando hay alopecia, el problema está en la raíz del folículo, una estructura que está a 5 mm debajo de la piel del cuero cabelludo y a la que no llega ningún tipo de champú de ni de cosmético capilar, concluye el dermatólogo.

El lavado. “Pensar que lavando el cabello una vez a la semana, retrasaremos la caída es un razonamiento erróneo”, advierte López Bran. Lo que en realidad sucede es que el pelo que se iba a caer día a día, se acumula y cae a la vez. Lavando el pelo diariamente, se consigue que la cifra de caída del cabello se regularice.

Los componentes del champú. Cada vez se presta más atención a la composición de los productos capilares, por ello, aumentan las líneas de cosméticos para el cabello libres de ingredientes derivados de fórmulas artificiales como las siliconas, las fragancias o los aceites minerales.

A no ser que el paciente sea alérgico, no hay ningún champú que contenga una concentración elevada de productos químicos suficientes que pueda ser mala para el cabello y el cuero cabelludo. “Por ley, para vender un champú se tiene que demostrar que no es dañino”, matiza Vañó.

Los productos cosméticos capilares que pueden dañar la piel del cuero cabelludo o el tallo del pelo son los que tienen un Ph extremo.

Responder