Single Blog Title

This is a single blog caption
iso-madelsa22716

ISO 22716 Buenas Prácticas de Fabricación

Guía de Buenas Prácticas de Fabricación (BPF) de productos cosméticos ISO 22716 por Intertek

Asistimos al curso de formación de sistemas de gestión de calidad para Buenas Prácticas de Fabricación (BPF) en el sector cosmético, para la implantación de la ISO 22716.

Esta norma, ha sido adoptada y aprobada como norma europea por CEN (European Committee for Standardization)

La regulación europea para la fabricación de productos cosméticos, obliga al cumplimiento de las BPF (Buenas Prácticas de Fabricación), durante todos los procesos que intervienen en la fabricación de los productos cosméticos. Tras la modificación de la Directiva Europea 76/768 CEE llevada a cabo el 9 de marzo de 2009, y establecimiento del Reglamento Europeo 1223/2009, es obligatorio para los fabricantes de productos cosméticos, cumplir con unos requisitos de buenas prácticas (GMP). A partir de julio de 2013, es obligatorio este requisito.

cartel iso-22716

La ISO 22716 proporciona un enfoque global para un sistema de gestión y establece directrices para la producción, control, almacenamiento y expedición para los profesionales de fabricación de los productos cosméticos.El objeto de eliminar y prevenir deficiencias en materia de calidad y su impacto en los consumidores.

La ISO 22716 combina las ventajas de una herramienta de gestión empresarial que vincula la calidad de los cosméticos y los procesos empresariales con la capacidad para satisfacer los crecientes requisitos de los clientes globales relativos a la seguridad de los productos cosméticos.

Las buenas prácticas (GMP), especialmente deben estar centradas en:

  • Control de los procesos
  • El laboratorio de control de calidad
  • Los recursos humanos e infraestructura
  • Subcontratación
  • Materias primas y material de acondicionamiento

 

 

 

Algunas de las ventajas de la ISO 22716

  • Fomenta el cumplimiento de la normativa adoptada por los reguladores en todo el mundo.
  • Permite una fácil implantación en todas las organizaciones de todos los tamaños y niveles de complejidad.
  • Controla y reduce la peligrosidad de los productos cosméticos y promueve la mejora continua a lo largo de toda la cadena de distribución
  • Conforma una base para el cumplimiento de la calidad y seguridad en la cadena de distribución de los productos cosméticos aceptada internacionalmente
  • Integra los requisitos típicos sobre la calidad del proceso y el producto, requisitos de Buenas Prácticas de Fabricación con otra normativa sobre calidad.

 

 

Responder